Nací en la Ciudad de México. Crecí leyendo cómics y sin saber qué quería ser de grande, así que estudié Comunicación Social en la UAM, que es una carrera sobre muchas cosas y ninguna.

Trabajé como guionista, reportero y fotógrafo. Viajé por el mundo haciendo reportajes, pero lo que quería era contar historias y me puse a escribirlas.

Lo primero que publiqué fue un cuento de ciencia ficción en la antología Las 4 esquinas del universo. Rosetta. Luego siguió la novela infantil La nariz de los Guadarrama y la juvenil Fuimos una banda de rock, con la que gané el Premio Nacional de Literatura para jóvenes Fenal-Norma. Mi novela más reciente es La moneda de la muerte.